7 Feb

REMA MAR ADENTRO

Este Domingo cerramos la primera parte del Tiempo Ordinario y abrimos el Tiempo de Cuaresma con el Miercoles de Ceniza, dispongámonos a iniciar un tiempo de sanación y transformación.

El profeta Isaias nos dice que el ángel tambien toca nuestros labios y purifica nuestro pecado, para ir y anunciar con corazón limpio la Palabra del Señor. San Lucas nos presenta al apostol San Pedro como la imagen de un verdadero creyente que se arroja a los pies de Jesús y reconoce su importancia.

Todos estamos llamados a ser “pescadores de hombres” es decir, debemos atraer hacia Dios a las personas con las que compartimos a diario. No basta con hablar o enviar mensaje a los celulares; es indispensable transformar nuestro corazón y dejarnos asombrar por el poder de Dios y de su misericordia. Quien predica que lo haga desde el ejemplo.

Igual que a los apostoles, el Señor nos invita a echar las redes durante el día. Dicen los que saben de esto: que lo mas indicado para pescar es proceder con justicia y generosidad, así:

  • Pagar salarios justos y repartir honradamente las utilidades, de sus empresas y negocios, aunque esta no sea la forma usual de los hombres de negocios…
  • Ajustar los honorarios de nuestros servicios profesionales (medicos, abogados, ingenieros, dentistas, tecnicos en cualquier rama) a las posibilidades de nuestros clientes pobres, viendo en ellos hermanos en Cristo…
  • Despachar completamente los kilos, los litros y los metros en nuestro comercio; dar información cierta y sincera a los clientes es la mejor manera de hacernos ricos a los ojos de Dios…
  • Compartir lo poco que tenemos con el que tiene menos que nosotros; ayudar al que no sabe; consolar a los triste y defender a los pequenos y a los debiles, son los mejores testimonios de nuestra fe y confiana en la justicia de Dios…
  • Buscar de verdad la felicidad de tu esposo o esposa, de tus hijos y de tus padres y de todos los que estan a tu alrededor es la mejor manera de encontrar la propia felicidad y paz interior.

“… Pero confiando en tu Palabra echare las redes”. Y dice el Evangelio que “recogieron tal cantidad de peces, que las redes se rompieron”. Esta semana que iniciamos, preparemonos para vivir el Miercoles de Ceniza llenos de deseo de transformación de nuestras vidas y no perdamos la oportunidad de empezar a vivir de otra manera.

Todo lo que hagas, hazlo con amor! Estoy contigo!

Rev. Wilson Cuevas, Pastor

Leave a Reply