6 Dec

CAMBIEN SU MODO DE VIVIR

post-750x330-wilson-cuevas

Adviento es tiempo en que Dios nos invita a humanizar la vida, a vivir en un mundo mas fraterno, a no tener miedo a Dios, a construir ciudades e iglesias donde todos cabemos con derechos y obligaciones, porque Dios está presente y quiere: arrepentimiento, cambio de vida, conversión, escucha del mensaje… Adviento que prepara la Navidad no sólo es “recordar” ni sólo “celebrar”, tenemos que “anunciar”, que hacer cambios en nuestra vida, crear las condiciones para el encuentro con Cristo.

Convertirse significa corregir el rumbo o dirección que se lleva. No podemos cambiar si creemos que no tenemos nada que cambiar, ni que mejor ni modificar. Convertirse es volver a la amistad con Dios, es no esperar que Dios lo haga todo. La conversión implica capacidad para pedir perdón, porque hemos ofendido a Dios y hemos hecho daño al prójimo…

Convertirse es luchar contra lo que impide que Dios reine en nuestra vida personal. Es bajar las montañas de orgullo y rellenar los hoyos de pesimismo. No hay que contentarse con planear lo que los demás deben cambiar, sino pensar seriamente en lo que uno debe mejorar. ¿No es verdad que en nuestra propia vida hay muchas cosas malas que quitar y muchas buenas que conseguir? Eso es convertirse…

Que este Adviento sea fecundo en cambios. Dios bendice los esfuerzos de quien se preocupa por convertirse. Oh Señor que los pecadores empecemos a convertirnos. Te rogamos por los orgullosos que no reconocen sus equivocaciones; por los egoistas que no piensan en el bien de los demas. Señor que todos busquemos nuestra conversión.

El Adviento nos recuerda que es necesario regresar a Dios. Elevamos los valles cuando levantamos las manos y el corazón para suspirar por un mundo nuevo; allanamos los montes y colinas si renunciamos a nuestro orgullo y tanto egoismo. Enderezamos los caminos torcidos cuando regresamos a la oración y a los sacramentos.

El Señor nos invita a acercarnos a la Iglesia, a un confesionario, para que recibamos su perdón y su gracia y comencemos una vida nueva. Esta es nuestra confianza que quien empezo en nosotros esta buena obra la irá perfeccionando día a día hasta nuestro encuentro con Cristo.

Paz y Bendiciones!

Rev. Wilson Cuevas, Pastor

Leave a Reply